11 de enero de 2016

Se acabó!

Mañana retomo las clases de japonés y comiendo mi nuevo horario de trabajo personal (a falta de uno laboral) así que podría decir que ya oficialmente se ha acabado el letargo navideño del invierno. Después de toda la preparación del año anterior estoy listo para que este año sea el de la asertividad.

Diría que empezando por conseguir trabajo, pero asumo que eso ya no está tanto en mis manos como en las de la paciencia y el tiempo. Lo que sí que pienso hacer es sacar 4 putos dieces en los examenes finales de japonés, para lo cual toca estudio diario y trabajo duro.

Se acabó el quedarme hasta las 3 con el final fantasy para luego levantarme a las 11. A las 8 en pie a echarme una carrerita, que tengo hasta el año que viene para estar en forma para la San Silvestre. Ahí es nada.

En fin, son pocos propósitos pero contundentes. Creo que llevo ya buen pie en otros ámbitos como son mis hábitos de lectura, ya tengo nuevo reto anual de Goodreads un poco superior al del año pasado (de 60 a 75), pero que si me quedo en lo del año pasado yo tan contento.


5 comentarios:

  1. Hola!! muy buenos proposito, espero que los cumplas, sobre todo el primero (encontrar trabajo).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues son unos propósitos muy buenos así que adelante y a por ello.

    ResponderEliminar
  3. Buenos puntos.
    Yo con que intente quitarme los dulces o limitármelos a una vez a la semana y no dejar de ir a la piscina tengo suficiente.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo con los propósitos!
    Yo, debido al éxito en los últimos tres años he decidido cancelar los propósitos en 2016.

    ResponderEliminar