20 de enero de 2016

Irán prohibe cosas

Irán estaba de humor de prohibir cosas y han decidido empezar por una palabra muy dañina en el vocabulario de todo iraní por la cantidad de hechizos arcanos de nigromancia satánica que se pueden hacer con ella.

La palabra es "vino", y es una palabra mala, mala, mala. Sucia y embustera. De las que no sujetan la puerta del ascensor cuando te ven venir.

Ah, pero la adrenalina del prohibir se ha apoderado de los funcionarios iraníes prohibidores y se han puesto a pensar así muy fuerte en que otras cosas destruyen sociedades milenarias en un batir de ojos y se les ha ocurrido lo segundo más dañino después de la palabra "vino". Los nombres de las mascotas y animales exóticos.

Ahora la serie de Rex pasará a llamarse " ****, un policía diferente".

Pixar ya ha declarado la urgencia de "democratizar" Irán cuanto antes dado que no pueden estrenar su próxima película de mascotas allí.

El presidente les ha respondido con la pregunta: "¿de cuánto petroleo estamos hablando?".

Ah, y también han prohibido una última cosa. Los nombres de presidentes extranjeros. Pero bueno, siendo sinceros, en cuanto nombran al siguiente todo el mundo olvida el nombre del anterior así que en esa estamos empatados.

http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/iran-bans-use-of-the-word-wine-and-foreign-animal-names-in-books-a6822461.html

2 comentarios:

  1. Jajajaja ante cosas así sólo puedes reirte (tomártelo en serio sería darle importancia a una decisión así). El lumbreras que decidió prohibir esas palabras se cree que la prohibición hará desaparecer lo que representa. Vamos, de niño de parvulario...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar