5 de enero de 2016

Final Fantasy, ¿qué te han hecho?

Una vez recuperada la Play 3 y con ella el vicio supremo, tocaba pasarse de una vez por todas el FFXIII que tenía desde hace años y ni he tocado. Vergüenza...vergüenza...

Pero, ¡horror! Esto no sé cómo ha podido pasar. Este FF es...¡totalmente lineal!


Esto es algo aberrante para un final fantasy, que desde sus inicios ha consistido en ir de aldea en aldea, atravesando bosques y otros pasadizos entre medias. Llevaré unas buenas horas y todavía no he pisado una aldea. Estoy de caminar en línea recta por un pasillo hasta los huevos. No hay libertad ninguna para volver a la zona que más te haya gustado a descubrir pasadizos extras ni nada parecido. Esto es una muerte súbita para un FF. No podían haber hecho una cagada mayor. Los spin-offs de este no sé como serán, pero como conserven la linealidad les van a dar por culo. ¡Si es que hasta el FFXII hizo esto bien!


Otra cosa que hecho muchísimo en falta es el tener personajes de otras especies distintas. One more time, ¡si es que hasta el FFXII hizo esto bien! Por lo menos podrían habernos dejado usar a más de dos a la vez, porque el juego consiste en parejas de personajes formándose y rompiéndose constantemente para que luego cada uno tire por un pasillo distinto. La historia se pasa de unos a otros y nunca están todos juntos.

Conclusión:


No hay comentarios:

Publicar un comentario