8 de enero de 2016

Autoregalo de reyes nipones






Llevo ya unas buenas tardes de vicio. Y quien dice vicio, dice estudio. Me los tengo que jugar con un cuaderno de apuntes de japonés a la izquierda, el diccionario del móvil y un traductor en el ordenador. Eso sí, estoy aprendiendo a marcha forzada, aunque no estoy muy seguro de dónde emplear vocabulario tipo llamarada, golpe karate, tipo planta, antídoto, etc...

Y no veas lo que cuesta volver hacia atrás y jugar en una GameBoy de las antiguas, de las que no emiten luz. ¡Me estoy quedando cegarruto!

1 comentario:

  1. Full a retro.
    Bueno, cuando toque hacer la tipica presentación oral tienes montón de vocabulario para contarles mierda friki (mierda sin ánimo de ofender)

    ResponderEliminar