6 de diciembre de 2015

Throwback Thursday: Máquinas de escribir

En uno de esos yard sales a los que solía ir mis padres se pillaron una Underwood bien bonita para decorar la casa y yo me pille una eléctrica, mucho más moderna para usarla. Tendría unos 9 años cuando la conseguí, grasienta y con la tinta medio seca, pero bueno. Hacía un ruido terrible al enchufarla aunque la campanita que suena cuando se llega al final de la línea era de lo mejor.

Ya había ordenadores por aquel entonces pero lo que sí que no teníamos era impresora, así que cuando quería escribir por diversión lo hacía en mi máquina de escribir.

Del último viaje al pueblo que ha hecho mi madre la ha rescatado y por fin me he reencontrado con ella. ¡Qué alegría!

Eso sí, ya no funciona...


3 comentarios:

  1. yo aprendí a escribir en una olympia, ahí aprendí a reconocer las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es Smith-Corona, la versión mala jajaja

      Eliminar
  2. Yo me cargué la de mis padres cuando eera pequeño. Me vetaron acercarme a la nueva hasta que compraron el primer ordenador.

    ResponderEliminar