8 de diciembre de 2015

Rinconcitos de inspiración

Siempre me ha parecido muy importante tener en mi lugar de trabajo (vease mi habitación por el momento) tener algún tipo de rincón que me inspire y me dé ánimos para afrontar el trabajo duro. Cada uno tiene sus artefactos de inspiración preferidos y su lugar donde ponerlos. Para muchos suele ser pósters de algún artista idolatrado, alguna estatuilla, una cruz, libros sagrados. Vete tu a saber...

En mi caso no es ninguna sorpresa que todo lo que me inspira gira en torno a los libros y la escritura. Aprovechando que he recuperado mi máquina de escribir he montado un rinconcito donde ponerla junto con mis libros más antiguos. Libros que ni se sabe en qué año se editaron de lo borrados que están, que apenas conservan las tapas en su sitio y huelen a historias que contar. No hay nada que me inspire más que un libro viejo, sobre todo si huele por muy guarro que suene.

Casi todos esos libros vetustos son diccionarios que en mi vida usaré, pero las tapas de piel desgastadas son tan tranquilizadoras de mirar y tocar para mi mente que apenas me veo capaz de explicarlo. 

7 comentarios:

  1. Wow ese rinconcito tiene pinta de historias y misterios. La botella con la vela derretida le da el plus!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas lo que guarreé la casa para hacerlo jaja

      Eliminar
  2. Ay cuanto te entiendo!!! Y no digas nada del olor de los libros viejos... Me pasaré la vida resistiéndome a deshacer de mis libros más viejos incluso cuando sé que ya no los leeré.

    Un abrazo.

    PD: Estaba pensando en sacar mi vieja Olivetti del trastero, cuando he leído esto. ¿Casualidad?

    ResponderEliminar
  3. Pues no descartes (René) utilizar el diccionario, es un elemento que ayuda. Ahora está on-line, etc. pero sirve y mucho para enriquecer textos, matizar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, lo decía más bien porque uno es un diccionario de alemán y otro de griego

      PD: jajajajaa

      Eliminar
  4. En cambio yo soy de amontonar discos. Lo que tengo en papel por las estanterías son guías de viaje.

    ResponderEliminar