21 de diciembre de 2015

Lloro


Me desentiendo.
Me voy a ir a África a vender niños.
Los pondré en buenas familias, eso sí.
Viviré en Camerún y me llamaré Amapola.

Me cago en la puta calavera de los niños-jóvenes rata que pasan de votar.


4 comentarios:

  1. Ya, yo también esperaba un cambio real pero tampoco está tan mal el resultado. Sí, han ganado pero se han llevado una hostia tan grande que ahora se van a ver obligados a pactar con los que ayer no eran más que insectos para ellos.

    ResponderEliminar
  2. Piano, piano si arrivia lontano. Paciencia.

    ResponderEliminar