30 de noviembre de 2015

Pequeña ausencia

Llevo una buena semana sin escribir nada. Una semana de 7 entradas, dado que llevo desde marzo de este año escribiendo una entrada al día, con retraso o no. Esta semana, entonces, haré entradas dobles. Me queda retrasado una crítica del último libro que me leí este mes de la colección de aventuras.

Me falta a su vez dos libros más para completar mi reto Goodreads de 2015. Como veis pongo mucho cuidado en organizarme todo, lo que leo, lo que escribo; tengo mil y un retos abiertos de todo tipo. Sin embargo, todavía no retengo disciplina durante el suficiente tiempo como para que de vez en cuando no flaquee, y esta semana me la he tirado rascándome la barriga. Eso y que me ha tocado cuidar de familiares.

Me impongo tanta disciplina y orden como entrenamiento para proyectos mayores en el futuro, los cuáles estoy 100% seguro que no podré llevar a cabo si no tengo la suficiente entereza y constancia en mi forma de trabajar. Puede que se quede todo en meros intentos de conseguir llevar a cabo proyectos ciclópeos, intentando ser más un autómata que alguien que lleve el talento dentro realmente, pero si se da ese caso por lo menos me estoy divirtiendo por el camino. Sí, aunque parezca de marciano total imponerme disciplina mental y entrenarme me divierte. ¿No le divierte a la gente hacerlo físicamente?

6 comentarios:

  1. Pues di que si, si algunos se imponen rutina física porque no vas a hacerlo tú intelectualmente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo unas venas en el cerebro como plátanos!

      Eliminar
  2. Bien por esa disciplina inglesa que te impones. Mientras que no te pases con la fusta, todo está bien. Creo que darse un respiro a tanta actividad frenética sirve, no sólo para descansar, sino para darse un poco de perspectiva. Creo que el talento es algo que está mitificado, sirve para que consigas lo mismo en menos tiempo/esfuerzo pero finalmente lo que importa es el resultado... Así, que tú a tu aire.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues exactamente, no es tanto por descansar sino por valorar un poco lo que estoy haciendo.

      Eliminar