17 de septiembre de 2015

Throwback Thursday: Baseball



Jugar al baseball nunca me ha gustado, pero porque nunca me ha gustado ningún deporte de equipo, en sí es muy entretenido y variado.

Cuando uno es un paquete lo último que le apetece es sentirse una carga para un equipo entero. Los deportes individuales siempre han sido lo mío, sobre todo los que se pueden hacer gratis y en casi cualquier lugar.

Aparte de ser malo, ciertos deportes me suponían una dificultad añadida. Yo he sido zurdo (de toda la vida, eh) y en el equipamiento estándar que suelen tener en educación física o campamentos y demás sitios, parece que no hay lugar para zurdos. No sé por qué pero el diestro cuando va a hacer un pedido de algo para las manos, NUNCA se acuerda de que hay gente que las usa al revés que él.
Esto me ha dado muchos problemas para jugar al baseball en el colegio cuando tocaba. Batear no, salvo los que tenía yo con la puntería, pero cuando nos tocaba de catchers me tenía que aguantar con un guante para la mano que no me tocaba usar, que si ya me cuesta de por sí, me pones a hacer las cosas al revés y me cago en tu puta madre. Y dios me librase de tener que ser el que lanzaba, que si de normal tenía (y tengo) fuerza ‘pedo de marica’ en mi brazo útil, en el diestro ya era el despiporre. Recuerdo que alguna que otra vez ni siquiera llegó hasta el bateador la bola. ¡Cómo quieren que no me traume con el deporte así, hostia puta!

Eso sí, te dejaban llevar gorra y mascar chicle con gesto de vaca muy ordinario, como hacen los profesionales, lo cual molaba bastante. Mascar tabaco ya no, que eso se dejó de llevar, por eso de que te mata y tal.






8 comentarios:

  1. Me he descojonado con lo de mascar chicle ordinariamente, si los bateadores mascaran chicle finamente la gente pensaría que leen a Baudelaire y Apolinaire y demás escritores que eran muy franceses, estaban muy atormentados e iban de laudano y opio hasta el culo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Em...sí, eso es exactamente lo que pensaría la gente XD

      Eliminar
  2. Jajajaja. Gracias al béisbol yo ahora uso gafas porque un ojo me funciona a medio gas... Y que conste que jamás he jugado. Pero es una larga historia... y un acortado nervio óptico :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia merece una entrada, que ahora tengo curiosidad morbosa

      Eliminar
  3. Ufff a mi el baseball me parece el deporte americano coñazo por excelencia, mira que todavía al Hockey sobre hielo le puedo encontrar un pase y el fútbol americano y sobre todo la NBA me encantan, pero el béisbol? perfecto para echar la siesta en sesión doble con el ciclismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres pa echarte una siesta! Anda por ahi!

      Eliminar
  4. A nosotros nos hacían jugar al baseball una vez al año en la escuela. Nos daban un bate y a hacer el burro. Cualquier parecido de eso con el deporte real era mera coincidencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos que podía decirse que jugábais al baseball como a la piñata

      Eliminar