23 de septiembre de 2015

Quién necesita coches voladores


Los sueños del futuro siglo XXI por algún extraño motivo siempre, SIEMPRE incluían coches voladores, pero si lo piensas bien es un avance así como muy engorroso, ¿no? Si la gasolina para conducir en un plano ya te cuesta un ojo de la cara, a saber lo que chuparía si encima el cochecito tiene que volar. Aparte de que ya dan bastante miedo los canis conduciendo por la carretera a Extremadura ciegos de porros y anfetas, no los quiero ver sobrevolando los cielos.

Aunque no haya todas estas tontadas inocentes con las que soñaban los señores pre-internet, sí que hay otras tantas que si te paras un poquito a pensarlo, dan así como susto. Para empezar, el hecho de que todo el mundo está conectado a la red virtual las 24 horas del día a través de los smartphones ya forma parte de nuestra rutina cotidiana, igual que se veía en Star Trek. Incluso aparatos como las Google Glass que se veían en Regreso al Futuro II o el aparato Oculus Rift para videojuegos, mucho más asequible para cualquier gamer que el anterior, ya dejan de ser sorprendentes.

Lo que he visto hace escasas horas y que sí que me ha dejado to picueto, es un modelo de drones bastante útil para realizar operaciones de rescate, recuperación, construcción de accesos y un sin fin de cosas que se te puedan ocurrir que antes no se podía por resultar inaccesibles a humanos o a sus grandes cacharros (helicópteros, grúas, etc). Es un peldaño más y, en principio, bastante inocente, pero me ha dejado muy intrigado por ver cómo evolucionan estas ideas.


Anda que no es relajante ver a las robo-arañas voladoras tejer.

4 comentarios:

  1. Yo me acuerdo de que la primera vez que una amiga mía con teléfono móvil me dijo "espera que le voy a mandar un mensaje a fulanito" me quedé flipado y le pregunté "¿pero de veras puedes mandarle una cosa así escrita y le llega al momento?"...y de eso no hace tanto tiempo, pero como ahora todo avanza tan deprisa nuestra capacidad de asombro parece que se va encorchando.
    Lo del coche volador se ha quedado en una imagen romántica de lo que esperábamos de los avances de la técnica, sin imaginar que lo que nos iba a inundar la vida y las cabezas iban a ser los "esmarfones" y no los BMW voladores. Por lo menos estos últimos no te los podrías meter al restaurante para jugar con ellos mientras cenas con los amigos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto triplicaremos nuestras habilidades de atención simultánea a fuerza de tener a los niños viciados desde que tienen habilidad en los pulgares.

      Eliminar
  2. El vídeo mola muchísimo, es genial lo que consiguen hacer los drones, y yo que pensaba que sólo servían para espiar, hacer bromas y casi amputar dedos a cantantes de dudoso talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su falta de talento no supone duda alguna, es más que evidente XD

      Eliminar