27 de agosto de 2015

Throwback Thursdays: Yard Sales - part II


Después de años y años de ir casi todos los sábados por la mañana de yard sales, no quedaba otra opción que hacer uno nosotros mismos. Fue al hacer la mudanza de vuelta a España. Lógicamente no nos llevamos ni todos los muebles, ni toda la decoración, así que con eso montamos un buen mercadillo. 
 
El objetivo era deshacerse de todo, más que ganar dinero, así que todo estaba medio regalado y pronto se nos lo llevaron de las manos. Una de las compradoras fue una vecina de unos 30 años, solterona y con el clásico perfil de americana con sobrepeso. Nos compró un mueble de estantes y nos pidió que la ayudáramos a llevárselo a casa. Vivía a unas tres casas de la nuestra, aun así no la había visto en mi vida. 

Fuimos mi madre, mi hermana y yo a casa de la muchacha y, cuando entramos, me quedé con el culo torcido. Aquello no era una casa normal, con sus muebles de salón, de recibidor y demás. Todos los muebles eran estanterías y todas las estanterías estaban repletos de peluches. Eran de una marca particular de peluches que en EEUU hacían furor, los Beanie Babies.

Aquello me pareció alucinante y divertidísimo. Pensé que podría hacer lo mismo con mi casa cuando fuese mayor y llenarla de Legos o de mis robots. Ahora que ya no soy tan pequeño entiendo que no es que sea de las mejores ideas para decorar tu casa. También entiendo que la muchacha aquella no estaba del todo bien de la cabeza, como poco era una hoarder, que les llamaban. 

A pesar de lo loca que estaba fue muy simpática y nos regaló un peluche a mí y a mi hermana por la ayuda. Yo elegí un perrito y mi hermana un gato muy simpático. Ahora los tiene mi madre en su cómoda junto con fotos nuestras de pequeñajos y demás ñoñerías de madre con niños no tan niños.


5 comentarios:

  1. Bueno, ¿Los Simpsons no tienen a la loca de los gatos? Pues vosotros tenéis a la loca de los peluches, y encima buena y agradecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De mayor se hará rancia y arisca. Bueno, ya será bastante mayor ahora que lo pienso.

      Eliminar
  2. Hermano, te equivocas. De esa casa salieron dos peluches muy importantes, el Basset Hound y mi orangutan Sweetheart. Ahí comenzó la fiebre por los orangutanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabés un peo, Juan de las nieves.

      Eliminar
    2. Tu hermano tiene razón. Basset Hound y Sweetheart fueron comprados en Hallmark.

      Eliminar