6 de agosto de 2015

Throwback Thursday: Llegó el maestro



Esta canción la tengo grabada a fuego en la memoria desde que tenía unos 5 años. Era una de las que tenía guardado el casette de canciones de viaje en carretera de mis padres. Antes lo que hubiese guardado en el casette se escuchaba una y otra vez hasta que te sangraban los oídos. Yo a todas esas canciones les acabé cogiendo cariño y a esta más que a ninguna. 

Corresponde a mi etapa vital pre-Maryland, y claro, con la edad mencionada uno no puede comprender semejante canción. Recuerdo haber pasado por 3 niveles de comprensión. 

En el primero me quedé con la idea de que el maestro era malo. Que digo malo, malísimo. Claro que con 5 años qué vas a pensar. Anda que no me costó salir de mi engaño. Estaba tan despistado que cuando dicen que el maestro es un “anarquista”, yo entendía “gran artista”.

Cuando avancé al segundo nivel de comprensión tendría unos 10 años aproximadamente. Aquí empecé a pensar que el maestro, lejos de ser malo, era una víctima. El tono lastimero con el que se le describía no podía indicar otra cosa. No tenía muy claro por qué se le trataba así al maestro, con lo interesante que parecía su método de enseñanza, sobre todo la parte de no pegar a los niños. Eso ya lo descubrí un tiempo después, cuando mi sentido de la política despertó.

Ya cuando volví a escuchar la canción de casualidad de mayorcito me vino el tercer nivel de comprensión como un calambrazo que te sacude los huesos. Por fin capté todas las referencias políticas y sociales, la inclinación ideológica de la canción y entendía el contexto general en el que se compuso. Ahora sí que sí.
Yo nunca he sido de preguntar mis dudas, ni a mis padres. En parte porque soy muy reservado y en parte porque la vida tiene más gracia si la vas entendiendo poco a poco por ti mismo. Esta es una de esas cosas que me han seguido toda la vida y que he ido comprendiendo de manera diferente según iba evolucionando mi mente, y mira que la canción sigue siendo la misma desde que la escuché por primera vez hasta la última. 

4 comentarios:

  1. Eso me recuerda a yo de chico, habia tantas cosas que tenia una idea equivocada o bueno la entiendes a tu nivel mental. Yo pensaba que besar a una chica y ya se embarazaban.
    Vamos creciendo y comprendiendo la vida. Te mando un abraazo enorme

    ResponderEliminar
  2. ¿Tus padres también te han inundado a cantautores setenteros en los viajes en coche de tu infancia? Ya somos dos.

    No la conocía pero me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bua tengo a Rosana todavía detrás de las orejas pegada

      Eliminar