23 de agosto de 2015

Nuevas escenas Matritenses: ★★☆☆☆

Nuevas escenas matritenses, de Camilo José Cela

5 adjetivos: mediocre, castizo, inconstante, cercano, simpático.

Esta obra tiene varias partes, por un lado las fotografías de no sé qué fotógrafo que no viene al caso, y por otro las historias que Cela monta en torno a estas imágenes. Todos los relatos están centrados en Madrid y en su vida castiza antes de convertirse en una urbe cosmopolita, de cuando a los habitantes no se les había olvidado sus costumbres de pueblo.
En general están aceptables, pero lejos de ser memorables. Alguna que otra cae en gracia y gusta mucho, pero son pocas. Otras te las lees y ni te enteras de qué has leído, son solo 6 páginas por relato y a veces vuelan sin ser vistos. Como siempre todo muy bien escrito, pero sin demasiado ingenio. Se nota que fue un trabajo por encargo y no una idea que tuviera el escritor en la mollera. Entiendo que la empresa de fotografía, Fotografía al Día, le pidió que escribiera sobre sus fotos.
Lo que más me ha gustado de esto ha sido reconocer sitios actuales en las fotografías viejunas de Madrid, como la antigua estación Norte de metro, que ahora es Tribunal. Vamos que la parte de la que se encargó Cela no destaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario