1 de agosto de 2015

Agosto castizo

Como bien dije hace unos días, mi nueva estrategia de ataque va a ser la de concentrarme en un reto al mes. Este será para Cela, que estoy con el subidón suyo y ya no hay quien me pare.

Desde que tengo recuerdo de mi mismo he pasado los agostos en el pueblo de mis abuelos. Incluso cuando vivía al otro lado del charco, volvíamos a la patria querida para esas fechas y se me abandonaba en el pueblo hasta finales de agosto. Está situado al final de Toledo, casi en Extremadura.

Mi pueblo en agosto es todo amarillo, no hay ni una mísera hoja verde en ninguna parte. Mi pueblo es un horno candente. Mi pueblo es castizo a más no poder. Dicen "sus" en ves de "os" y dicen "veros" en vez de "iros". Todo eso me recuerda a las novelas de Cela, aparte del ya mencionado dato de que mi abuelo tenía sus libros.

Tengo unos 10 entre las torres de libros de mi habitación y espero leérmelos todos, que me los suelo ventilar los de este señor. Así que ánimo para mi!

12 comentarios:

  1. Tuve que leerme dos libros suyos obligado en el instituto, después empecé a verlo en televisión decir todo tipo de groserías y barbaridades y me pareció un ser de inframundo con un novel... unido a una rubia pequeña y teñida cazafortunas más falsa que él... todo muy dramático y hardcore para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy muy fan de los choni-listos, aunque me da grima los choni-choni.

      Eliminar
  2. pues tal como lo describes , me gusta!!!

    ResponderEliminar
  3. Aunque Cela era el peor enemigo de sí mismo (su carácter nunca le ayudó a su imagen mediática y casarse con una golfa cazafortunas, como Vargas Llosa ahora, fue el último clavo en su ataud) pero tiene unos libros de factura impecable. Sólo por La Colmena se merece ser considerado uno de los grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pero el hacía sus libritos que estoy seguro de que era lo que más le importaba.

      Eliminar
  4. no se que sea jaja, te deseo un buen inicio principio de agosto :D

    ResponderEliminar
  5. La colmena es una gran novela, merece la pena, la verdad. También he leído La familia de Pascual Duarte, y sólo recuerdo que me gustó pero sin encantarme y poco más. Del resto, pocas referencias. Es curioso que lo rescates, pensé que Cela estaba olvidado y sólo se le nombraba en los libros de texto de instituto (a pesar de ser nuestro último Nobel).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta mucho la parte en el que le comen las orejas al niño los gorrinos, en mi pueblo todavía tienen miedo a dejar a los niños cerca de los gorrinos porque no discriminan a la hora de zampar.

      Eliminar
  6. Mira que yo soy de pueblo, pero veo que el tuyo todavía es más castizo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veros pa la mierda!
      Eso es lo más parecido a poesía que se ha dicho en el pueblo.

      Eliminar