6 de julio de 2015

Throwback Thursday: gomas elasticas


Hace muchos muchos años, cuando aun seguía en preescolar, era habitual que pasara las tardes en casa de mis abuelos. No se puede decir que hubiese mucho que hacer ahí, los juguetes brillaban por su ausencia. Me entretenía como podía con el cajón de los papeles, los bolis y demás. Dibujaba, trasteaba y...ocasionalmente jugaba con las gomas elásticas.

El juego era sencillo, consistía en meterme la goma por la nariz y volverla a sacar. Así una y otra vez. Hacía cosquillitas y siempre ganaba, era el juego perfecto. Claro que uno siempre gana hasta que pierde. Eso fue lo que pasó una de esas veces que me metí una goma por la nariz. Ahí se quedó.

Me puse de los nervios intentando sacármela, pero se había ido tan arriba que mis deditos de niño pequeño ya no conseguían pinzarla. Las pocas veces que la lograba tocar, tan solo la metía aun en mis fosas. Por supuesto, no le dije nada a mis abuelos porque me daba más miedo la bronca que me iban a echar que el morirme de asfixia, así que ahí la dejé.

Unos tres o cuatro días más tarde, recuerdo estar sentado en un neumático que había en el patio de la guardería cuando me entraron ganas de estornudar. Agarré el pañuelo de tela que mi abuela me obligaba a llevar encima constantemente y estornudé. Noté algo gigantesco salir de mi nariz. Tremendo moco me habrá salido, pensé. Miré al pañuelo y ahí estaba. La goma que me metí hace unos días y que ya tenía más que olvidada.

Al final todo salió bien y gané al juego de la goma una vez más.

6 comentarios:

  1. Yo como padre me hubiera muerto del miedo de que mi hijo se asfixiara, y como niño se que exploramos el mundo aveces sin percatarnos de las consecuencias. Nunca hice nada parecido y me ha dado mucha risa leer tu historia.
    snuff ... snufff... Un abrazo enorme :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si llego a tener familia de esa ultra protectora y ya estarían muertos de infartos.

      Eliminar
  2. Pensaba que los que como yo de pequeños nos encantaba oler el,pegamento imedio éramos raros, pero esto lo supera todo... Esnifar goma es mucho más hardcore.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, eso también me gustaba mucho. Y chupar pilas, entre otras cosas.

      Eliminar
  3. Mira que yo me he entretenido con cosas raras pero por ahí no me dio.

    ResponderEliminar