9 de julio de 2015

Book Review: Stephen King ★★☆☆☆

Me tocaba adelantar un poco el reto SK así que Los ojos del dragón fue lo más a mano que tenía y lo que fue devorado. Ahora me arrepiento un poco.


http://image.casadellibro.com/a/l/t0/76/9788401354076.jpg5 adjetivos: extenso, simple, irrelevante, coqueto, excesivo.

Empieza como una fábula clásico de reyes envenenados y magos en torreones altas que planean la muerte de alguien y la verdad es que todo esto resulta bastante entretenido. Hasta las 100 primeras páginas resulta buen libro. Tiene momentos muy originales y entrañables. La madre y el rey son unos personajes que me gustan pero pronto pasa a resultar irrelevante.

(Spoiler) En cuanto desaparecen estos dos, me encontré con que no me importaba una mierda lo que le ocurría a ninguno de los otros personajes. No hay ni uno más que me resultara interesante. La novela a partir de las mencionadas 100 páginas pasa a ser irrelevante y aburrida. Parece que se estanca en un punto y es un punto muy poco interesante, así que a partir de aquí fue un suplicio leerlo.

S. King tiene la cochina manía de escribir de cien en cien páginas y parece que no le cuesta meter historia. El caso es que en este libro era todo paja innecesaria. Plantea un cuento muy coqueto de castillos y reyes sencillito y mono, pero con la extensión de 500 páginas. Pues como que sobra el 80%.

Justo el final, clásico donde los haya, donde los protagonistas se despiden y comentan que ahora que ha sido derrotado el malo malísimo y se dedican emotivas palabras, esa parte sí que me gustó. Claro que en parte porque fue como la luz al final del tunel.

Nada recomendable.


6 comentarios:

  1. Este tio ( el Stephen ) tiene una gran habilidad para sacar tochos de centenares de páginas a partir de historias que hubiesen quedado muy bien contadas con la octava parte de papel empleado. Yo este libro del que hablas lo leí hace bastante tiempo y no lo recuerdo muy bien, seguro porque no había nada reseñable en él que mereciese la pena recordar pero con lo poco que guardo en la memoria pienso que de todos los adjetivos que le dedicas el que más le va -pensando en el resto de la bibliografía de este hombre- es el de "irrelevante".
    Estoy dándole vueltas a si era aquí donde a través de unos "ojos" de un cuadro podían espiar desde una habitación lo que pasaba en otra...si era aquí creo que eso era lo que más gracia me hizo del libro, la reflexión sobre que eso de poder observar sin ser visto es un placer perverso pero nada recomendable, en especial si lo ejercemos con la gente que queremos.Porque cuando alguien cree que nadie le ve, acostumbra a hacer un montón de cosas -en todo tipo de órdenes, no solo el escatológico- que pues eso, suele ser mejor no ver, jajaja.
    Si no era este el libro, pues haz como que no oíste nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, era este libro, pero lo que cuentas en tu comentario es mil veces más profundo y reflexivo que lo que propone Steve.

      Eliminar
  2. Pues a mí me encantó...Debe ser que soy fácil de conformar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O yo muy difícil jajaja
      Es cuestión de gustos.

      Eliminar
  3. Me la habían recomendado mucho, y cuando la leí fue... MMMNNE... Ni buena ni mala sino todo lo contrario. Me pareció regular, pero es una historia muy directa: el bueno es muy bueno, el malo es muy malo.
    De mínimo te sirve para adelantar en tu reto SK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que es una fábula con un planteamiento muy simple. Que está bien, pero que sea consecuente y que se limite a unas 100 páginas, copón

      Eliminar