23 de junio de 2015

Pero puedes llamarme Katya



Y de repente la conocí. Pregunté por su nombre. Me dijo que se llamaba Yekaterina Petrovna Zamolodchikova, pero que podía llamarla Katya. Entonces supe que me entendía y caí fascinado a sus pies. Nada de lo que decía tenía sentido, pero era tan honesto y férreo que no tuve valor de cuestionarlo.

Siempre he sospechado que la Rusia soviética fue un factor crucial en el desarrollo del patinaje artístico de los años 50. Ahora estoy seguro de ello.

In Rusia death and sex are the same. Cold, wet, dark and painful.

In my dreams fear is symbolized by the snake and the salamander represents doubt. In times of hardship these two reptiles slither their way into my orfices creating a diabolic debilitating double penetration which causes the vision and judgement to be clouded by thick poisoness fog of virginal discharge, breakfast foods, wrong perceptions, rodent genitalia, siamese diarrhea.

Today Ru-Paul demanded my life. She toys with my heart like a blind hillbilly strumming a rusty banjo.

But I don't want to wear a diaper.

If I cannot please her with my mouth I will find other ways.

Many lovers have tested me, but I am happiest when I am digging my own grave.


No tengo palabras para describir el grado de conexión que he sentido con esta historia. Tal es la empatía que no me atrevo a trastocar el mensaje de ninguna manera. Ni una sola palabra. Nada.


11 comentarios:

  1. A mí lo de la Rusia soviética de los 50 me da miedito. Por lo del estalinismo y esas cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único que tienes que temer es la disentería.

      Eliminar
  2. Yo creo q si, como los cubanos se centraron en destacar a sus deportistas, mira como lo preparon al ruso ese que sale en Rocky jajajaja
    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las noches son más frías en Cuba que en la Rusia actual. Esto se llama la paradoja del régimen compresor-descompresor climático.

      Eliminar
  3. El patinaje artístico es ese noble y bellísimo deporte que si vives en una ciudad al lado del Mediteraneo como es mi caso difícilmente puedes practicar, por este y otros motivos siempre he odiado el calor y me he sentido nórdico de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas formas, el mediterráneo es carente de la delicadeza necesaria para ello.

      Eliminar
    2. Cierto, totalmente cierto... (no pierdo la esperanza de que tarde o temprano alguien me saque de aqui)

      Eliminar
  4. La cultura rusa en general (aunque Putin, el gemelo malo de Daniel Craig, no me gusta una mierda) me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Rusia soviética a la cultura le encantas tú

      Eliminar
  5. Qué cosa más rara. Yo me quedo con versiones soviéticas de temas de José Luis Perales:

    https://www.youtube.com/watch?v=t4147tsodG0

    Un saludo.

    ResponderEliminar