11 de junio de 2015

En quién creer cuando los héroes mueren

Hace un par de horas de ponerme a escribir esto ha habido un diluvio súbito en Madrid. Las nubes eran tan oscuras que no se veía nada y era necesario encender las luces. A las 12 de la mañana. La cantidad de agua caída ha sido suficiente para inundar varias paradas de metro. Pero en seguida ha parado.

En cuanto se fueron las nubes y empezó a brillar el sol de nuevo, me lo comunicaron, había muerto.

Me pone especialmente sensible el pensar que hace escasas semanas me atrevía a dedicar una entrada de mi cutre blog a su persona y a su obra. Hace escasas semanas le "coronaba" como Caballero de la Noche, como tantos otros habían hecho ya.

Ha muerto un héroe, y siempre que ocurre esto uno se para a pensar ¿y ahora qué? ¿Ahora a quién admiro? ¿A quién aplaudo? Es difícil no perderse en estos pensamientos, pero uno debe tener clara una cosa. La mejor forma de honrar a alguien que te atreves a llamar "Héroe" es siéndolo uno mismo.

Si realmente piensas que en algún momento te ha llegado a influir su figura, demuéstralo. Cree en ti mismo y aspira a ser un nuevo héroe. Haz que su obra no termine en él, haz que haya sido realmente efectivo su mensaje y consigue que su muerte cree más hombres dignos. Empieza por ti.

Jamás te comportes como un villano después de haberte atrevido a decir que alguna vez admiraste a tus héroes, es lo más cercano a escupir en sus tumbas que puedas hacer. Si has sido capaz de lanzar sus nombres en vida, cuando aun se podían defender por sí mismos, entonces ahora te toca defenderlos a ti.

Ponte a la altura de la admiración que despertaron en tu interior y lleva su rostro como broche en tu solapa en todo momento. Cada uno de tus gestos de valentía es una dedicatoria a su vida. Declara con orgullo que eres hijo de todos ellos, que ellos te enseñaron, te guiaron. Di bien claro que ellos te crearon.

Álzate, con los brazos extendidos y pregunta a todo el que se fije en ti si le reconocen en tus ojos. Pregúntales si le reconocen en tus gestos, en tus frases, en tu obra. Déjales claro que mientras vivió fue tu "Padre", y como él, otros tantos fueron tus "Padres".

"¿Podéis atisbarle en mi interior? Sigue vivo, después de todo."


9 comentarios:

  1. Jolín. Y yo que creo que no tengo héroes :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo creo, alguien tiene que haber.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo, el hecho de admirar a alguien tiene que forzarnos a ser mejores personas. Ese es el mejor de los homenajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda quién eres...tu eres el rey verdadero.

      https://youtu.be/NXXrD1YuPdI?t=1m5s

      Eliminar
  3. El hecho de tener a alguien bueno a quien admirar nos tiene que hacer mejores, por fuerza. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre puedes cometer el descuido de olvidar quién eres, por lo tanto olvidar a tu padre. Mira a Simba.

      Eliminar
  4. Cuando pasas de los noventa una de las muchas cosas que te puede pasar es morirte... lo cual no deja se ser triste por supuesto. Tuvo una vida larga otros no lo lograron.

    ResponderEliminar