3 de junio de 2015

Diario de Pitágoras-Día 4

El cuarto día fue bastante tranquilo, decidí ir a verme con Ella por la tarde, así que por la mañana fui al Borough Market a ponerme los dientes largos. La comida allí no es que estuviera buena, es que era de otro planeta y cercana a la ciencia ficción de las comidas. Ahora me gusta el alce.

Fui con una amiga mía llamada Juan. Nació hombre y ahora es biológicamente mujer, pero se identifica como hombre, de ahí que conserve su nombre de chico. Se hace llamar Esto y dice que es un ser entre binario y ternario, un poco rollo la dimensión de un fractal aplicado a las personas. Tampoco viste como una mujer, como podéis observar en la foto.


Creo que esta es la que nació hombre, pero vamos que igual me confundo. Tampoco es que escuche demasiado cuando habla.

Mientras nos deleitábamos con hamburguesas de carne de caza en una mesita de latón adorable ocurrió algo terrible. Según iba a darle un mordisco a mi hamburguesa, ésta desapareció y me mordí los dedos. Me lo había robado un asiático.

Cuando levantamos la vista vimos que estábamos rodeados de asiáticos expertos en artes marciales. Ante esto levanté las manos y dije con desidia: "a mi que me registren". Mi amiga tenía un extraño artilugio que le dieron en la legión no binaria con la que llamó a los Power Rangers.

Solo estaban disponibles los varones ya que las hembras, Kimberly y Trini, estaban en una marcha feminista por el derecho de las mujeres a tener testículos si les place.

Así que nada, unas cuantas pataditas y puñetazos y los asiáticos quedaron vencidos. No llamaron a los mecha-dinosaurios porque no procedía. Los malos no habían traído ninguna criatura gigante, y de haberlo hecho hubiesen destrozado las vías del tren que pasaba por encima nuestra.

Acabado el show les dimos las gracias y estos nos devolvieron nuestras hamburguesas, así que les invitamos a unos chupitos y luego nos fuimos para el metro de London Bridge. Después del susto se me quitaron las ganas de encontrarme con ella así que les preguntamos qué nos recomendaban hacer por la tarde. Nos dijeron que montásemos en bicis de alquiler en el (?) Park.



Creo que fue en la estación de Euston cuando el blanco me dijo: "We get off on this station, cheers mate" y tal cual vinieron se fueron, dando tumbos y piruetas. Por la despedida deduje que eran el elenco británico de los Power Rangers.







8 comentarios:

  1. Pero... ¿Tú a dónde has viajado? ¿A Londres o a Pandora?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo he leído. Tampoco me llama en exceso ese tipo de libros.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Lo decía porque habla de la parte oculta de Londres.

      Eliminar
  2. Ah... que cosas se encuentra uno en el metro... esto es buena para romper la monotonia del translado cotidiano

    ResponderEliminar
  3. Ni a Lynch se le ocurriría algo así, seguro que sí por ti fuera en Mulholland Drive aparecerían morsas, un robot gigante, una tarotista enana y una de esas bicicletas antiguas que la rueda delantera es enorme.

    ResponderEliminar