27 de mayo de 2015

Trampas varias

A unos cuantos días de las elecciones me apetece contar un poco cómo viví el domingo, todos los trapos sucios y demás. Adelanto que sentí mucha vergüenza ajena así en general.

Entiendo que en los sitios con grandes mafias de España (que son muchos) las elecciones sean más una batalla que un proceso democrático, pero joder...No me quiero ni imaginar como son las elecciones en los pueblos de Valencia.

Nada más empezar la mañana ya habían encontrado sobres con papeletas del PP dentro. La estrategia es la siguiente, en el recuento, si hay dos papeletas del mismo partido en un sobre cuenta válido, pero si hay dos distintas, nulo. Las señoras que cojan un sobre relleno sin darse cuenta y voten al PP darían su voto, pero las que no aportarían uno nulo.

La verdad es que fue a última hora cuando más sobres rellenos se encontraron. Un buen montón del PP y alguno de Pi. No se sabe si fueron los propios interventores o los votantes, que también son muy listos ellos.

A media mañana me fui con el candidato a alcalde de Reiniciando a dar las vueltas por el resto de colegios que se debe hacer el candidato para que se note que existe y tal. En uno de ellos, ya a las 12, escuchamos a una señora encargando autocares para ir a recoger a los ancianitos para que voten, que de no recogerles no votarían. Esto no es que esté mal en principio, está mal cuando cada partido solo recoge a quien sabe que les va a votar, consiguiendo que los partidos menores que no se pueden costear estas pijadas salgan perdiendo. Por esto mismo es ilegal, aunque es tradición bien antigua.

Por otro lado, un militante de Podemos conocido en la isla por ser un radical esquizoide se tiró la mañana diciendo a la gente que Podemos no se presentaba al ayuntamiento, pero que querían que se votase a Reinicia para las municipales. Esto lejos de ayudar, lo único que consiguió fue dar mala imagen tanto a Podemos como a Reinicia. Por supuesto que nadie le pidió que hiciera eso ni aun en privado, pero es incapaz de contenerse y ver como se desaprovechaban votos municipales que irían a un partido afin al suyo por culpa del desconocimiento. Hubo que echarle buena bronca en presencia de todos los otros partidos y, como siguió con su cruzada extremista, se le amenazó con denunciarle a la guardia civil.

A última hora estábamos todos los partidos menos el PP atentos a ver qué hacía una tal Lidia. Tanto PSOE, como Guanyem, como Podemos, como mis compañeros de Reinicia me avisaron de que esta tipa había que controlarla. Los que la conocen al parecer saben que aprovechando el revuelo de última hora se pone a cometer ilegalidades como loca. En las elecciones pasadas robó un censo para encargar uno de esos autocares de votantes despistados, pero la pillaron y se encerró en el baño con él para que no la detuviera la guardia civil. Estas elecciones iba de número 2 por el PP...

El candidato guiri del PP que metieron para captar el voto extranjero (que por cierto es un putero y un homófobo autoproclamado) fue detenido también por repartir sobres a la puerta de uno de los colegios a señoras despistadas.

Vamos, que más que democracia parece esto la guerra. El pucherazo sigue siendo poderoso en España y lo seguirá siendo.



10 comentarios:

  1. Los dibujos "vintage" -por llamarlos así- son la pera, jaja...
    Pues hijo me has roto toda la inocencia electoral, yo pensaba que en España esas cosas no pasaban. ¿Y los autocares recoge-ancianitos les dicen "si vota a X le llevamos pero si no se va usted a patita"? Porque eso ya sería el colmo, jaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff! ponte de presidente de mesa en algunas elecciones, ya veras!

      Eliminar
  2. Al menos Valencia se ha sacudido un poco esa situación, pero Murcia y Andalucía siguen en ese mismo punto... yo coqueteé con la política en la universidad y salí bastante asqueado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice que si los valencianos fuesen dinosaurios, votarían al meteorito. Por fin han despertado!

      Eliminar
  3. Al menos parece que los tan cacareados vientos de cambio al menos existen. Otra cosa es ver en que acaban derivando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo creo que lo importante es removerlo todo y que al menos se intente. Lo peor que se puede hacer es no hacer nada.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Llorar porque perdieron 4 concejales, ella entre las pérdidas. Para cobrar el sueldo de oposición se quedará en casa siendo mujer rica que se tuesta al sol, así que una bruja menos.

      Eliminar
  5. Yo flipo en colores con la miseria de la gente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar