23 de marzo de 2015

12ª Muestra SCYFY de cine fantástico - III


Último día de lo que lleva siendo una experiencia divertidísima a la par que agotadora. No es sano tirarse horas y horas viendo películas y no dormir apenas para luego tener que trabajar por la mañana de mala manera. Aun así, no quedará película sin ser vista. Jamás.
Otras dos películas de la categoría Sundance Scify del que frustra mucho porque te dicen que tal personaje ve a los muertos y tienen historias interesantísimas de asesinatos y demás parafernalia pero deciden filmar el amanecer a tiempo real o el vaho de las ventanas por las mañanitas. Este es el caso del trío Harry Potter de la película Jamie Marks is Dead o también conocida como ¿Qué hubiese pasado si Harry Potter hubiese muerto, revivido e intentado ligar con Ron? Pues que Hermione se sentiría despechada, todo junto como título. Y fin de la película. ¿Por qué nos haces esto Carter Smith? ¿Por qué no exploras la trama interesante que nos propones? ¿Por qué?
A Girl Walks Home Alone at Night es una película de la iraní Ana Lily Amirpour, que se estrena como directora y al parecer ha sido muy alabada por su film en diversos festivales.La fotografía me resultó preciosa, pero el ritmo...Para el que esté familiarizado con el cine iraní ya sabe por donde va la película. Escenas a tiempo real de los protagonistas fumando, planos fijos de cinco minutos de la protagonista girando la cabeza hacia su amante (dura literalmente tanto como la canción que tenían puesta en el tocadiscos). Eso sí, hay un actor que destaca por encima de todos los demás por su vivacidad y desparpajo, por sus reacciones rápidas y su expresividad, el gato. Esta criatura juega un papel fundamental en el desarrollo de la trama (en serio) y resulta lo más refrescante de ver con diferencia. Por cierto, aunque puede que termine la película y uno no se entere, la protagonista es una vampiresa, (skater y con velo).
La película protagonizada por Scarlett Johanson de reciente estreno es otro despropósito del cine de autor. Una vez más puede que termine la película y no te hayas enterado, pero la protagonista es una alienígena muda pieles que seduce a hombres y los lleva a su casa para atraparlos en una especie de vacío negro para poder alimentarse. Eso sí, la película solo muestra escenas de Scarlett conduciendo en su camión y hablando con garrulos por la ventanilla. Hay un momento en el que se intenta comer una tarta, pero el resto de la película es eso. Jonathan Glazer es de esos directores a los que les gusta frustrar al espectador, bestia sádica donde las haya.
Leticia presentó LFO de Antonio Tublen como otra película más de autor, esta vez de Suecia, alarmando a todo el mundo y haciendo que se echasen las manos a la cabeza y gritasen desesperados. Sorprendentemente fue de las mejores con diferencia y la que más me gustó. El argumento parece algo ya visto, pero en papel no da esa sensación: un hombre solitario y huraño descubre la combinación de frecuencias sonoras que hacen falta para hipnotizar a un ser humano y convencerle de hacer lo que uno quiera. Está plagada de humor con muy buen gusto y mucho sarcasmo sofisticado, pero sin resultar pretencioso. Es el justo equilibrio entre una película que pretende ser buena y otra que no se toma en serio a sí misma. Cuesta encontrar nada malo que decir de los protagonistas,Patrik Karlson, Izabella Jo Tschig, Per Löfberg, Ahnna Rasch, Lukas Loughran, Kenneth Wahlberg, todos cargan con realismo sus personajes y resultan fuertes en cada una de las situaciones cómicas. Altamente recomendada. El director ha codirigido tan solo una película más así que resulta impresionante la madurez con que se aborda la temática scify y el humor en el film.
Bien pues, si uno cuenta...se acabaron las películas! La última mostrada fue el bodrio
tan decepcionante de la amiga de nadie, Scarlett. No fue el mejor de los finales, ojalá hubiese sido LFO, pero tampoco es lo importante aquí. La cuestión es que otro año más el festival fue divertidísimo e interesante. Se aprendió mucho, se hizo el ganso otro poco y aplaudimos un sin fin de lunas. Estimo que por lo menos 30 lunas, media de dos por película.
...Las lunas. ¿Qué decir de las lunas? Ese corte entre secuencia y secuencia tan poético, tan original, tan poco frecuente en el género. ¿Qué sería del cine freak sin el fotograma de la luna llena? Tan mágica y pura que nos levanta lo suficiente el ánimo como para alzarnos de nuestros asientos y aplaudir como hombres lobo poseídos por el magnetismo celestial de lo misterioso y sombrío. Tan agradecimos estábamos de haber visto tantas lunas que apenas nos podíamos creer que aquello fuese real. Cada ciclo menstrual miraré al cielo para ver la esfera titánica y recordar lo que ha sido el mejor festival scify de todos a los que he ido, ya que solo he ido a uno. Gracias Luna.


3 comentarios:

  1. ¿Cómo hacer un comentario en internet vírico, o al menos popular? Claro, mencionar a un gato. Aunque sea en una soporífera película iraní. :D

    ResponderEliminar
  2. Pues yo la única que he visto es Under the Skin y como ya iba preparado para ver cine de autor tampoco me disgustó del todo, tiene unos cuantos hallazgos visuales interesantes.

    ResponderEliminar
  3. Sí, las escenas en las que ocurren cosas están muy chulas. Cuando le persiguen los gañanes por el lago negro ese y el final, pero son tan a cuentagotas...

    ResponderEliminar